Albóndigas de pollo con salsa de tomate

01 mayo 2018

Si hay una receta perfecta para toda la familia es, sin duda, las albóndigas de pollo con salsa de tomate. Son fáciles de hacer y tienen un sabor espectacular.


Receta de albóndigas de pollo con salsa de tomate

Las albóndigas suelen ser una receta que a los niños les encanta. Pero entre todas las recetas de albóndigas que se les puede preparar, sin duda las que más les van a gustar van a ser las albóndigas de pollo con salsa de tomate.




Pero las albóndigas de pollo no solo les gustarán a los más pequeños de la casa, para los mayores también serán una auténtica delicia. Quedan muy jugosas y suaves y, además, son fáciles de hacer.


Hace unos días que os enseñé a preparar la salsa de tomate casera. Las albóndigas de pollo son una de las recetas a las que esa salsa de tomate le queda divinamente. El tomate y el pollo combinan muy bien y las albóndigas de pollo con salsa de tomate quedan genial con la salsa de tomate casera, mucho mejor que con la de compra.

 Ahora si quieres aprender a preparar las albóndigas de pollo con salsa de tomate, te dejo el vídeo que preparé para mi canal de Youtube. Pero debajo también te dejo los ingredientes y la preparación escritos.


 




   
Tiempo de preparación Raciones Dificultad
 1 hora y 30 minutos  36 unidades  Media



Ingredientes

  • 700 gr de carne picada de pollo
  • 2 rebanadas de pan de molde
  • 100 ml de leche
  • 1/2 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 huevo
  • Un poco de pan rallado
  • 70 gr de taquitos pequeños de jamón serrano
  • Harina
  • Aproximadamente 1 litro de salsa de tomate casera (ver aquí la receta)
  • Pimienta negra
  • Sal


 


Preparación

  • Primero, picamos fina la cebolla y el ajo. En una sartén con un poco de aceite ponemos la cebolla, el ajo y un poco de sal. Dejamos que se cocine a fuego medio, removiendo de vez en cuando, hasta que la cebolla se vuelva un poco transparente.
  • Mientra se prepara la cebolla vamos a ir cortando en trocitos el pan de molde y a colocarlo en un bol. Añadimos al bol la leche y dejamos que repose para que el pan la absorba.
  • En un bol grande ponemos la carne picada de pollo y añadimos la cebolla y el ajo ya pochados, los taquitos de jamón, el pan bien escurrido de la leche, el huevo, sal y pimienta negra. Mezclamos bien hasta obtener una mezcla homogénea y pegajosa. Cuando esté todo bien mezclado, añadimos un poco de pan rallado y mezclamos hasta obtener una masa un poco menos pegajosa pero más manejable.
  • Vamos haciendo bolitas con la masa, todas ellas del mismo tamaño, y las vamos pasando por harina sacudiendo el exceso. Las reservamos.
  • Una vez que hayamos hecho bolas con toda la masa, las freímos en abundante aceite caliente. No hace falta que queden perfectamente hechas por dentro porque después, con la salsa, se cocinarán mejor. Si no que buscamos que queden bien doradas por fuera así que les vamos dando vueltas hasta que se doren.
  • Vamos pasando las albóndigas a una olla baja donde entren todas y, una vez que ya estén todas doradas, añadimos por encima la salsa de tomate. Dejamos que se cocine todo unos 10-15 minutos a fuego medio alto removiendo de vez en cuando y tapándolas ligeramente con la tapa de la olla.
  • Por último, las servimos calientes con una buena ensalada y un poco de pan para mojar la salsa.
 

Quizás también te interese:


Ahora puedes hacerte miembro de mi grupo de facebook 'Recetas de cocina con y sin Thermomix. Amigos de Saltando la dieta' y subir a él cualquier receta que hagáis de las que tengo subidas al blog. ¡Pero también podéis compartir vuestras propias recetas!

Mis redes sociales:

Si te gusta, o crees que la entrada será útil para tus amigos o contactos compártela. ¡Gracias!

No hay comentarios:

Publicar un comentario