Filetes rusos con salsa de 3 quesos

18 septiembre 2017

Una receta de filetes rusos que te va a encantar.

He acompañado los filetes rusos de una deliciosa salsa de 3 quesos que tiene un sabor impresionante.



Los filetes rusos son un plato que está buenísimo. Os propongo para acompañarlos una deliciosa salsa de 3 quesos pero si no os gusta podéis acompañarlos de vuestra salsa favorita.






La verdad es que los filetes rusos son muy parecidos a las hamburguesas con la diferencia de que no se meten en pan y de que van rebozados aunque hay quien no hace esto último.
Como seguramente ya dije en alguna otra ocasión, soy una amante del queso por eso hoy os he traído estos filetes rusos acompañados de una deliciosa salsa de 3 quesos. Pero esto no quiere decir que solo se preparen con esta salsa, puedes hacerlos con la salsa que más te guste.

Ahora os dejo con el vídeo de la receta y, si os gusta, os podéis suscribir gratis a mi canal de Youtube haciendo click en el botón rojo que aparece debajo. También os dejo los ingredientes y la preparación escritos.





Vídeo





Ingredientes
Para 6 filetes rusos:

  • 600 gr de carne picada o carne molida (mezcla de cerdo y ternera)
  • 2 rebanadas de pan de molde
  • Un chorro de leche
  • 3 huevos
  • Sal
  • 1 diente de ajo muy picado
  • Perejil
  • Harina
  • Pan rallado
Para la salsa de 3 quesos:
  • 200 ml de nata de cocinar o crema de leche
  • 50 gr de queso azul
  • 50 gr de queso emmental o gouda
  • 50 gr de queso brie
  • Pimienta
  • Nuez moscada
  • Sal






Preparación

  1. Cortamos las rebanadas de pan en trocitos y las ponemos en un bol junto a la leche para que se ablanden.
  2. En un bol mezclamos la carne picada, el ajo, el perejil, un huevo, sal y el pan remojado en leche (si no ha absorbido toda la leche lo escurrimos antes de añadirlo). Con las manos limpias lo mezclamos hasta obtener una mezcla homogénea.
  3. Formamos bolas con esa masa y las aplanamos dándoles forma de hamburguesa aunque, quizás, algo más alargada. Rebozamos los filetes pasándolos primero por harina, sacudimos el exceso, después por los otros dos huevos batidos con una piza de sal y por último por pan rallado.
  4. Calentamos abundante aceite en una sartén y cuando esté caliente los freimos a fuego medio-alto para que no se quemen por fuera y se hagan por dentro. Cuando estén dorados de un lado les damos la vuelta y los doramos del otro. Cuando se hayan dorado por ambas partes los sacamos a un plato con papel absorbente para que eliminen el exceso de aceite y los servimos calientes con la salsa de quesos.
  5. Para la salsa: ponemos en un cazo la nata para cocinar o crema de leche y cuando empiece a calentar añadimos los quesos. Removemos todo el tiempo para que los quesos vayan deshaciendose. Cuando ya casi no queden trozos de queso añadimos un poco de pimienta y de nuez moscada y rectificamos el punto de sal si es necesario. Seguimos removiendo hasta que se fundan por completo y servimos.
Truco: si después de un rato los quesos no se han derretido, sacamos la mezcla del fuego, la ponemos en el vaso de la batidora y batimos hasta que no queden grumos.



Quizás también te interese:




Puedes hacerte miembro de mi grupo de facebook 'Recetas de cocina con y sin Thermomix. Amigos de Saltando la dieta' y subir a él cualquier receta que hagáis de las que tengo subidas al blog. ¡También podéis compartir vuestras propias recetas!

Redes sociales:








Si te gusta, o crees que la entrada será útil para tus amigos o contactos compártela. ¡Gracias!

1 comentario:

  1. ¡Me encantan! hace mucho que no los preparo, y esa salsa.... ¡ay esa salsa qué tentadora!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar