Flamenquines de pan de molde, jamón y queso

11 julio 2017

Unos flamenquines distintos, súper fáciles de preparar y realmente buenos.

Estos flamenquines de pan de molde son ideales para los más pequeños de la casa pero encantarán a toda la familia.



Preparar estos flamenquines de pan de molde, jamón y queso te llevará tan solo unos minutos y el resultado es delicioso.






Si no sabes que hacerles a los niños para cenar estos flamenquines de pan de molde, jamón y queso acompañados de una ensalada son ideales. Se hacen en un momento y con ingredientes que siempre tenemos por casa. ¡Pero no solo para los niños! A los mayores también les van a encantar.
También son perfectos para fiestas en las que ponemos comida de pinchoteo como empanadas, tortillas, patés... y estos flamenquines.

Os dejo el vídeo de la receta y, si os gusta, os podéis suscribir gratis a mi canal de Youtube haciendo click en el botón rojo que aparece debajo del vídeo. Después del vídeo encontraréis los ingredientes escritos y la preparación.







Vídeo










Ingredientes

  • Pan de molde (tantas rebanadas como flamenquines queramos hacer)
  • Queso en lonchas (las mismas lonchas que rebanadas de pan)
  • Jamón cocido en lonchas (la mismas lonchas que de queso y pan)
  • Huevos para rebozar
  • Pan rallado para rebozar
  • Aceite de oliva para freír






Preparación

  1. Lo primero que haremos será quitar la corteza al pan de molde, aunque es más práctico que lo compremos ya sin corteza. Una vez quitada la corteza, aplanamos el pan de molde con un rodillo de amasar hasta dejarlo finito.
  2. Colocamos una loncha de queso encima del pan y encima de ésta una de jamón. Comenzamos a enrollar uno de los extremos del pan hacia el otro, apretando bien mientras lo vamos enrollando, hasta formar un rollito. Al final apretamos un poco más el rollito para que no se nos abra.
  3. Rebozamos los flamenquines pasándolos primero por huevo batido y después por pan rallado procurando que quede todo bien cubierto, incluso las esquinas.
  4. Freímos en abundante aceite caliente. Podemos hacerlo en una freidora o en una sartén pero lo mejor es que el rollito quede completamente cubierto por aceite, si no no pasa nada, le iremos dando vuelta pero el dorado no será tan uniforme. Cuando se hayan dorado por todos los lados los sacamos a un plato con papel absorbente. Servimos caliente.



Quizás también te interese:




Puedes hacerte miembro de mi grupo de facebook 'Recetas de cocina con y sin Thermomix. Amigos de Saltando la dieta' y subir a él cualquier receta que hagáis de las que tengo subidas al blog. ¡También podéis compartir vuestras propias recetas!

Redes sociales:








Si te gusta, o crees que la entrada será útil para tus amigos o contactos compártela. ¡Gracias!

3 comentarios:

  1. Se dice frito no freido. Muy buena receta, gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola anónimo!
      Gracias por lo de buena receta y gracias por la corrección aunque resulta que el verbo freír tiene una particularidad, tiene dos participios: freído/frito.
      En mi caso, coloquialmente suelo usar freído aunque suene peor, pero ya estoy acostumbrada.
      Un saludo :)

      Eliminar
  2. Muy buena receta, los prepararé.....

    ResponderEliminar