Ensalada Caprese

12 junio 2017

La ensalada caprese es la ensalada más conocida de Italia... ¡y la mejor!

Si aún no has probado la ensalada caprese te encantará y, además, es súper sencilla de hacer.



La ensalada caprese cautiva tanto por su apariencia y su colorido como por su sabor. Si escoges un buen tomate en rama, una mozarella de calidad y albahaca fresca de la de verdad, este plato es una auténtica delicia.






Hace pocos años que empecé a comer el tomate. Antes solo lo tomaba si era en salsa y desde que empecé a comerlo entero descubrí un nuevo abanico de platos realmente deliciosos. Uno es esta ensalada caprese. Me encantaba el queso, un buen aceite de oliva y el sabor de la albahaca, solo me faltaba comer el tomate. Empecé a comerlo, primero en trozos enanos y poca cantidad porque mi cuerpo no lo toleraba mucho (lo mismo le pasa a mi madre) y después en trozos algo más grandes. Hasta que poco a poco lo fui aceptando y se convirtió en el ingrediente principal de muchos platos.



En este plato tenemos 3 ingredientes principales: tomate, mozarella fresca y albahaca fresca. Los tres colores de la bandera italiana que es de donde es originaria esta receta. Os enseño dos formas de presentación: la de la primera foto es la forma más común de ver esta ensalada y la de la segunda foto es una presentación para poner un plato de ensalada caprese por persona. Ambas presentaciones me encantan y me parece que quedan muy vistosas.
Las aceitunas negras no las lleva originalmente la ensalada pero a mi me encanta como quedan en el plato. Hay muchas formas de variar la receta como por ejemplo añadiendo también berenjena.

Os dejo el vídeo de la receta y si os gusta podéis suscribiros gratis a mi canal de Youtube haciendo click en el botón rojo que aparece debajo. Después del vídeo encontraréis los ingredientes y la receta escritos.







Vídeo








Ingredientes

  • 4 tomates en rama no muy maduros
  • 2 bolas de mozarella fresca
  • Albahaca fresca
  • Pimienta negra recién molida
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Opcional: aceitunas negras






Preparación

  1. Lavamos y cortamos el tomate en rodajas no muy finas y tampoco muy gruesas. Es importante que el tomate no esté muy maduro para que no se nos deshaga al cortarlo.
  2. Sacamos las bolas de mozarella fresca de su jugo y eliminamos el exceso de agua con un paño limpio. Las cortamos también en rodajas.
  3. Escogemos las hojas más guapas de albahaca y las lavamos. Después las secamos con ayuda de un trapo húmedo.
  4. En una fuente colocamos primero una rodaja de tomate, despues sobrepuesta una hoja de albahaca y sobrepuesta a ésta una rodaja de mozarella y repetimos el proceso haciéndolo en espirar hasta cerrarla en un círculo (como la primera imagen). Después en el centro ponemos una rodaja de tomate y una de mozarella y coronamos con un ramillete de albahaca. (También podéis hacer la presentación de la segunda imágen).
  5. Salamos al gusto, echamos pimienta negra recién molida, adornamos con unas aceitunas negras (opcional) y rociamos con un buen chorro de aceite de oliva virgen extra. Servimos.



Quizás también te interese:




Puedes hacerte miembro de mi grupo de facebook 'Recetas de cocina con y sin Thermomix. Amigos de Saltando la dieta' y subir a él cualquier receta que hagáis de las que tengo subidas al blog. ¡También podéis compartir vuestras propias recetas!

Redes sociales:








Si te gusta, o crees que la entrada será útil para tus amigos o contactos compártela. ¡Gracias!

1 comentario:

  1. ¡Es una de mis ensaladas favoritas! Sencilla pero deliciosa ¿verdad?

    No te preocupes, lo que a ti te pasa con el tomate me pasaba a mí con el queso. Creo que todos tenemos algún ingrediente que no comíamos y que una vez le hemos dado una oportunidad ¡nos encanta!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar