Bizcocho de Nutella con cobertura de chocolate blanco

01 abril 2017

Un bund cake de Nutella con cobertura de chocolate blanco irresistible.

Este bizcocho de Nutella con cobertura de chocolate blanco está delicioso y no es nada complicado de hacer.




Es, probablemente, uno de los mejores bizcochos que he probado nunca y es que este bizcocho de Nutella con cobertura de chocolate blanco tiene una combinación de ingredientes realmente deliciosa.






Hace tiempo que tenía esta receta subida en mi canal de Youtube (puedes suscribirte gratis haciendo click aquí) pero no había subido la receta al blog pero hoy aquí os la dejo para que todos podáis disfrutar de ella. Se trata de un bizcocho de Nutella con cobertura de chocolate blanco que no podría describir con palabras lo que se siente al probar cada bocado y es que este bizcocho es único. Ya de por si me encanta la Nutella y me chifla el chocolate blanco pero es que cada trozo que degustamos de este bizcocho en el que se juntan el bizcocho y la cobertura es como probar un trozo de cielo.



Es un bizcocho que queda muy jugoso por dentro y no empalaga nada. Realmente merece la pena probarlo. En la vídeo receta lo preparo en un molde bundt (un molde con un agujero en el centro) ya que era el día internacional del bundt cake, por eso el nombre de 'Bundt cake de Nutella con cobertura de chocolate blanco' pero puedes hacerlo en cualquier molde de bizcochos, no tienes por que tener un molde bundt para prepararlo.

Te dejo la vídeo receta, los ingredientes y la preparación para que tú también puedas disfrutar de este manjar dulce.






Vídeo





Ingredientes

  • 300 gr de harina
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 180 ml de aceite de girasol
  • 300 gr de azúcar
  • 5 huevos
  • 250 ml de nata líquida
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • 300 gr de Nutella
  • 1 tableta de chocolate blanco especial postres
  • 1 cucharada de aceite de girasol

Nota: se puede sustituir la nata líquida y el zumo de limón por 250 ml de buttermilk.

Utensilios útiles: varillas eléctricas, robot mezclador o varillas de mano; molde para bizcochos; spray desmoldante. Si no tienes puedes comprarlos haciendo click en el nombre.






Preparación

  1. Lo primero que haremos será mezclar los 250 ml de nata líquida con el zumo de limón para que se forma buttermilk y lo dejamos reposar 10 minutos aunque también podemos usarla ya hecha.
  2. Precalentamos el horno a 180º.
  3. Mezclamos los huevos con el azúcar y los 180 ml de aceite de girasol. Lo haremos con unas varillas eléctricas, un robot mezclador o unas varillas de mano hasta que tengamos todo bien integrado.
  4. Cuando esté todo integrado añadimos la Nutella y volvemos a batir hasta obtener una mezcla homogénea.
  5. Mezclamos la harina con la levadura química y la media cucharadita de sal.
  6. Veremos que pasados los 10 minutos la nata tiene grumos pero eso es exactamente lo que buscábamos.
  7. Tamizamos la mitad de la mezcla de harina, levadura y sal encima de la mezcla líquida que preparamos antes y la batimos con las varillas hasta obtener una mezcla homogénea. Añadimos la mitad de la buttermilk que hemos preparado y mezclamos hasta que se integre bien. Repetimos el proceso tamizando y mezclando la otra mitad de la mezcla de harina, sal y levadura y después la otra mitad de buttermilk.
  8. Vertemos la mezcla sobre un molde para bizcochos que tendremos peparado para que no se nos pegue. En mi caso lo unté de mantequilla y luego lo enhariné pero podéis usar también sprays desmoldantes. Yo usé un molde tipo bundt (con un agujero en el centro). Le damos unos meneitos al molde para que quede una superficie lisa y uniforme.
  9. Horneamos a 180º de 50 a 65 minutos con calor arriba y abajo. Sabremos que está horneado cuando al pincharlo con un palillo largo el palillo salga completamente limpio. Hasta que no hayan pasado al menos los primero 50 minutos procuraremos no abrir el horno.
  10. Cuando saquemos el bizcocho del horno dejaremos que repose unos 20 minutos antes de desmoldarlo. Lo desmoldamos con cuidado y lo colocamos sobre una rejilla hasta que enfríe por completo antes de añadirle la cobertura.
  11. Cobertura: en un cuenco apto para microondas, ponemos la tableta de chocolate blanco troceada y la cucharada de aceite de oliva. Ponemos el microondas 8 segundos, sacamos el chocolate y removemos, ponemos el chocolate en el microondas otros 8 segundos, volvemos a remover y así hasta que se derrita del todo para evitar que se queme. Dejamos caer el chocolate fundido por encima del bizcocho y dejando que caiga por los lados. Dejamos enfriar hasta que se endurezca.
  12. Cuando tengamos la cobertura completamente fría lo terminamos de decorar al gusto por ejemplo con unos hilos de Nutella derretida y unas almendras o avellanas picadas y tostadas por encima.










Quizás también te interese:




Puedes hacerte miembro de mi grupo de facebook 'Saltarines cocinando, tus recetas con y sin Thermomix' y subir a él cualquier receta que hagáis de las que tengo subidas al blog. ¡También podéis compartir vuestras propias recetas!

Redes sociales:








Si te gusta, o crees que la entrada será útil para tus amigos o contactos compártela. ¡Gracias!

No hay comentarios:

Publicar un comentario