Salsa bechamel fácil y sin grumos

22 mayo 2017

Como hacer salsa bechamel fácil y sin grumos.

Hacer salsa bechamel sin grumos es más fácil de lo que pensabas.








Aunque a veces pensemos que no es así, hacer salsa bechamel es algo muy sencillo. Y conseguir que no nos queden grumos es muy fácil: ¡basta con no dejar de remover!









Si, es algo cansado, sobretodo porque la salsa tarda en espesar un poquitito, pero con lo rica que está esta salsa la recompensa nos llega cuando la saboreamos.

Hay infinidad de cosas que podemos acompañar con esta salsa: pastas (lasañas como la lasaña de carne, ¡indispensable la bechamel!; canelones, como los canelones de ricotta y espinacas; macarrones gratinados...), verduras (¡qué ricas están con una cobertura de bechamell y queso y al horno!), huevos rebozados con bechamel, empanadas como esta empanada de jamón y queso jugosa... Y saber hacerla es muy importante porque, así como una bechamel bien hecha nos puede alegrar (y mucho) un plato, una bechamel mal hecha nos lo puede destrozar. Pero no os asustéis ¡que ya os dije que era muy fácil!




Si queréis hacer bechamel para croquetas, deberá llevar más harina y mantequilla por cada litro de leche que ésta (que es la de cobertura). Podéis ver, por ejempo, la cantidad necesaria en esta receta de croquetas de cecina y queso de cabra con Thermomix.


Aquí tenéis el video de la receta y, más abajo, los ingredientes y la preparación. ¡Espero que os guste!.











Ingredientes (para medio litro)

  • 500 ml de leche entera
  • 45 gr de harina
  • 35 gr de mantequilla
  • 1 cdita de aceite
  • Sal
  • Nuez moscada
  • Pimienta negra





Ingredientes (para un litro)


  • 1 l de leche entera
  • 80 gr de harina
  • 70 gr de mantequilla
  • 1 cdita de aceite
  • Sal
  • Nuez moscada
  • Pimienta negra






Preparación

  1. Calentamos la leche en un cazo sin que llegue a hervir.
  2. Ponemos la mantequilla en un cazo al fuego medio-alto con la cucharadita de aceite hasta que se deshaga la mantequilla. La cucharadita de aceite es simplemente para que la mantequilla no se queme.
  3. Echamos la harina y removemos con unas varillas hasta que se mezcle bien con la mantequilla y dejamos que se dore un poquito (sin dejar de remover, aproximadamente 2 minutos).
  4. Añadimos la mitad de leche entera que tendremos caliente y seguiremos removiendo para que se mezcle bien y no salgan grumos, cuando esté la harina mezclada con esa leche añadimos la otra mitad y seguimos removiendo.
  5. Añadimos la sal, la nuez moscada y la pimienta negra y seguimos removiendo hasta que la salsa adquiera el espesor que deseemos, pero hay que tener en cuenta que al sacar del fuego y templar la salsa espesa un poquito.

Truco: si después de remover un rato veis que tenéis grumos, apartáis la bechamel del fuego y los deshacéis con la batidora. Cuando los hayáis deshecho la volvéis a poner al fuego para que espese.






Quizás también te interese:




Puedes hacerte miembro de mi grupo de facebook 'Saltarines cocinando, tus recetas con y sin Thermomix' y subir a él cualquier receta que hagáis de las que tengo subidas al blog. ¡También podéis compartir vuestras propias recetas!

Redes sociales:








Si te gusta, o crees que la entrada será útil para tus amigos o contactos compártela. ¡Gracias!

2 comentarios:

  1. ¡Una entrada muy útil! A ver quién dice ahora que hacer la bechamel es complicado

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias cuca!! La verdad que la salsa a veces 'da miedo' hacerla pero es muy sencilla! A mi las salsas industriales a veces me gustan pero la bechamel es una que no, industrial para nada, siempre casera. Un besazo

      Eliminar