Croquetas de cecina y queso de cabra con Thermomix

06 octubre 2016

Las croquetas de cecina y queso de cabra... ¡todo un manjar!


¡Hola saltarines!




Aquí estoy un día más con una receta más. Las croquetas que os traigo hoy son de mis favoritas. Desde que las probé por primera vez no faltan nunca en mi congelador: croquetas de cecina y queso de cabra.



Ya es la segunda vez que os traigo esta combinación de sabores, la primera fue la empanada de cecina y queso de cabra, pero es que quedan genial. Sobre todo si elegís una buena cecina.
A mi para estas cosas me gusta más un queso de cabra blandito y con un sabor más suave pero eso si, en buenas cantidades.  Dependiendo de como os guste a vosotros le añadís más o menos queso.

Yo creo que esta receta es de las que no se pueden hacer esperar así que ya mismito os dejo con el vídeo de la receta, los ingredientes, la preparación y todas mis redes sociales para que estéis al día de todas las nuevas recetas.



Vídeo






Ingredientes (20 unidades aprox.):

130 gr de mantequilla
50 gr de aceite
190 gr de harina
800 gr de leche
100 gr de cecina
100-140 gr de queso de cabra sin piel
Sal
Pimienta
Nuez moscada
Harina para rebozar
2 huevos
Pan rallado




Preparación
  • Ponemos la mantequilla y el aceite en el vaso y calentamos 3 minutos, temperatura Varoma y velocidad 1.
  • Añadimos la harina y tostamos  4 minutos, 100º y velocidad 4. Añadimos la leche, la sal, la nuez moscada y la pimienta y programamos 5 minutos y medio, 100º y velocidad 4. 
  • Pasado el tiempo añadimos el queso y programamos 1 min, 100º y velocidad 3. Añadimos la cecina y mezclamos 10 segundos en velocidad 4.
  • Vertemos la mezcla en un tupper o, para que sea mas sencillo formar las croquetas, en una manga pastelera. Dejamos que se enfrie a temperatura ambiente y cuando esté frio lo metemos un minimo de 4 horas en la nevera (aunque mejor de un dia para otro).
  • Cuando haya reposado la masa de las croquetas la cortamos en porciones de mas o menos el mismo tamaño. Pasamos cada croqueta primero por harina dandole la forma que deseamos que tenga, después por huevo batido y por último por pan rallado terminando de darles forma.
  • Si no queréis consumirlas todas el día que las hagáis podéis congerarlas poniéndolas en un cajón del congelador vacío sobre papel de aluminio separadas unas de otras para que no se deformen y pasadas unas horas, cuando ya se hayan congelado, las podéis pasar a una bolsa de congelados.
  • Para freirlas ponemos abundante aceite para freir en un cazo, sartén o freidora y cuando esté bien caliente vamos echando las croquetas de pocas en pocas para que el aceite no se enfrie y no se abran. Las freimos hasta que se doren bien por todos los lados.
  • Las servimos calientes.




Redes sociales:







Si hacéis esta receta (o cualquier otra) me encantaría que me enseñarais el resultado por cualquiera de las redes sociales (facebook, instagram o twitter) mencionándome.

Si te gusta, o crees que la entrada será útil para tus amigos o contactos compártela. ¡Gracias!

2 comentarios:

  1. Me encantan en general pero estas deben estar divinas. Yo las frío siempre en cazo pues las cubre más de aceite y total como hay que hacerlas de dos o de tres en tres me resulta más fácil. Muy del norte estás croquetas!! Qué buenas! Ricas! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si yo también, en cazo o en freidora :). Tienes que probarlas, de verdad, están divinas. Un beso

      Eliminar