Tortilla de patata española

06 septiembre 2016

El plato más típico de la gastronomía española: la tortilla.



¡Hola saltarines!





Hoy decidí traeros un plato típico de aquí de España: la tortilla de patata. Es una de mis comidas favoritas porque es que realmente está buenísima. 
Hay muchas formas de hacerla pero a mi como más me gusta es como la que os traigo yo: la patata cortada de formas irregulares y con cebolla.




También se puede hacer tortilla de patata rellena, con pimientos, con chorizo... Y puede comerse sola o en bocadillo que, personalmente, es uno de mis favoritos. Otra cosa que varía de unas personas a otras es la forma de cortar las patatas (trozos desiguales, láminas o en daditos), el aceite a usar (de girasol o de oliva) y el ingrediente de la cebolla. Desde pequeña en mi casa se ha hecho la tortilla de patata con cebolla pero es verdad que hay muchísima gente a la que no le gusta, aunque queda muchísimo más jugosa con ella.
Por último lo que puede cambiar es el cuajado: completamente cuajada o con algo de huevo cayendo. Yo he de decir que aunque esta vez la he cuajado completamente, a mi me gusta que por dentro el huevo quede brillante y no del todo cuajado pero es verdad que hay mucha gente que deja el huevo muy muy poco cuajado, eso va en gustos,

Así que aquí os dejo el vídeo de la receta, los ingredientes y la preparación. También mis redes sociales para que no os perdáis nada de lo que voy haciendo.



 Vídeo




Ingredientes

4 patatas grandes
6 huevos
1 cebolla (opcional)
Aceite para freir (girasol, oliva, oliva virgen extra... al gusto.)



Preparación
  • Pelamos y lavamos las patatas. Las empezamos a cortar en trozos desiguales y más o menos finos (también se pueden cortar en dados pequeños o en láminas).
  • Cortamos la cebolla en trozos pequeños. La mezclamos con las patatas que hemos cortado y las salamos al gusto.
  • Ponemos abundante aceite para freir en una sartén (yo uso aceite de girasol para hacer la tortilla porque me parece que queda mucho más suave). Cuando el aceite esté caliente añadimos la mezcla de patatas y cebolla. Dejamos que se haga a fuego medio alto. No pasa nada si el aceite no cubre por completo la mezcla porque las patatas y la cebolla van a menguar un poco. Cuando se hayan empezado a dorar las patatas de abajo les damos alguna vuelta para que se hagan las que estaban más arriba.
  • Cuando las patatas estén doradas y blanditas (tienen que estar entre cocidas y fritas) apagamos el fuego.
  • Batimos los 6 huevos con una pizca de sal y les añadimos la mezcla anterior escurriéndola de aceite con ayuda de una espumadera y de un tenedor. 
  • Quitamos la mayor parte del aceite de la sartén en la que hicimos las patatas y la cebolla dejando un poco para cuajar la tortilla. Cuando el aceite esté caliente añadimos la mezcla y dejamos que se cuaje a fuego medio. Cuando se haya cuajado por un lado le damos la vuelta con ayuda de un plato o de una tapadera para que se cuaje por el otro.
  • Una vez que se haya cuajado apagamos del fuego y la sacamos a un plato. Podemos servirla caliente, templada o fría.




Redes sociales:







Si hacéis esta receta (o cualquier otra) me encantaría que me enseñarais el resultado por cualquiera de las redes sociales (facebook, instagram o twitter) mencionándome.

Si te gusta, o crees que la entrada será útil para tus amigos o contactos compártela. ¡Gracias!

2 comentarios:

  1. No hay como una buena tortilla de patatas! La prefiero a cualuier otra cosa. Una cena con un buen trozo de una tortilla recién hecha no tiene precio. Me encanta don cebolla ya que queda más jugosa y con un sabor especial. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi es que me gusta de cualquier forma... fría, caliente, templada... es uno de lo manjares españoles!! jajaja besos

      Eliminar