Dorada a la sal

24 mayo 2016

¡Ésta receta de pescado al horno es de lo más fácil que hay!




¿Cómo estáis? Yo estoy en época de exámenes así que el estrés está a la orden del día, pero saco tiempo de donde sea para traeros nuevas recetas.
La de hoy es de lo más sencillo. No hace falta ser un chef de 5 estrellas, ni una madre o abuela de las que parecen chefs 5 estrellas de verdad, como las mías para que este pescado os salga requetebien a la primera.




Es MUY IMPORTANTE (en mayúscula y negrita, para que lo leáis todos bien) que en la pescaderia digáis que la/s dorada/s son para hacer a la sal porque así no os las van a limpiar. Si lo hicieran la sal penetraría demasiado en el pescado y entonces si que podría ser un desastre de receta.
Pensaréis que, aunque no os limpien el pescado, eso tiene que estar saladísimo... ¡pero nada de eso! El pescado va a coger solamente la sal que necesita, ni una pizca más, y además va a quedar súper jugoso.

Os sugiero presentar el pescado con salsa tártara que le va muy bien, para darle aún más sabor. 

Y, como siempre, aquí os dejo el vídeo de la receta, los ingredientes y la preparación. También un "botoncito" para que pinchéis si queréis imprimirla.







Ingredientes

Una dorada (por persona)
Sal gruesa especial para horno
Un poco de agua


Preparación
  • Lavamos la dorada bajo un chorro de agua fría y la escurrimos bien.
  • Precalentamos el horno a 200º.
  • Cogemos una fuente para horno donde nos quepa la dorada (o las doradas si vamos a hacer más de una) y cubrimos el fondo con una buena capa de sal.
  • Humedecemos un poco la sal salpicando varias veces agua sobre ella. Aplastamos un poco con la mano para que coja bien el agua.
  • Colocamos la dorada sobre la sal y le pinchamos el ojo con un palillo.
  • Cubrimos el pescado por completo con más sal y repetimos el proceso de salpicar el agua para humedecerla. Cuando esté cubierta quitamos el palillo del ojo. Lo hemos puesto para que sea más fácil no cubrir el ojo con la sal porque va a ser nuestro referente a la hora de saber si el pescado está cocinado.
  • Metemos la dorada en el horno y cocinamos a 200º durante aproximadamente 40 minutos.
  • Pasado el tiempo, el ojo habrá cambiado de color y habrá perdido el brillo, eso es que ya se ha hecho. Sacamos el pescado del horno y retiramos con cuidado la sal. Depende de lo gruesa que sea, igual se os ha formado costra así que la rompéis con bastante cuidado.
  • Retiramos la piel del pescado y sacamos los lomitos con cuidado (ver el vídeo para más detalle).
  • Servimos solo o con alguna salsa, por ejemplo con salsa tártara.



¿Qué os ha parecido? ¿Fácil verdad? Si tenéis alguna sugerencia no dudéis en dejarla abajo en los comentarios.


Redes sociales:







Si hacéis esta receta (o cualquier otra) me encantaría que me enseñarais el resultado por cualquiera de las redes sociales (facebook, instagram o twitter) mencionándome.

Si te gusta, o crees que la entrada será útil para tus amigos o contactos compártela. ¡Gracias!

No hay comentarios:

Publicar un comentario