Cómo interpretar las etiquetas de los alimentos

15 marzo 2016

¡Hola saltarines!

Hoy os traigo un post que, para mi, es muy interesante. Es algo que deberíamos de saber todos estemos a dieta o no: cómo interpretar las etiquetas de los alimentos.

Todos hemos oído hablar de las grasas saturadas, los hidratos de carbono, las proteinas...pero, ¿como debemos interpretarlo?




Información importante

Lo primero que tenemos que mirar la primera vez que compramos un producto son los ingredientes, la caducidad y el modo de conservación:

Los ingredientes es importante que los miremos si sabemos que somos alérgicos a algo porque en ese caso desecharemos el producto inmediatamente. 

La caducidad, dependiendo en que cosas, es más importante seguirla a raja tabla que en otras, pero yo soy de esas personas que como esté caducado de ayer ya no me lo como... ¡a mi madre eso la trae por el camino de la amargura!

El modo de conservación también tenéis que mirarlo bien pues hay productos que hay que guardarlos en el frigorífico o en un lugar seco una vez abiertos o consumir en pocos días si se empieza, para evitar contaminaciones.





Tabla nutricional

Lo primero que tenemos que fijarnos es el tamaño de la porción para la que viene dada la tabla nutricional. Normalmente viene dada para 100 gramos (g) de producto pero no siempre es así. Si, por ejemplo, estamos mirando la tabla nutricional de unas galletas probablemente nos ponga una columna con los valores para 100 gramos y otra para 18 gramos (una sola galleta). 
Pero lo que tenéis que tener en cuenta es la porción que vosotros vais a tomar, si estáis mirando los valores para 100 gramos de pasta, por ejemplo, pero os vais a tomar 80 gramos, tenéis que calcularlo (con una regla de 3 es muy fácil) para vuestros 80 gramos teniendo de referencia los valores para 100 gramos.

Las calorías (dadas en kcal). Tu cuerpo necesita calorías para tener energía. Sin embargo, comer demasiadas calorías y no quemar lo suficiente de estas a través del ejercicio físico puede hacer que aumentes de peso. La cantidad orientativa de calorías que necesita una persona al día son 2000 kcal pero todo depende de la altura, peso, edad y actividad física que hagamos.

Después nos fijaremos en los hidratos de carbono que se miden en gramos (g). Los carbohidratos totales comprenden el azúcar, el almidón y la fibra vegetal pero normalmente, debajo de los carbohidratos, nos suele aparecer el azúcar tambien por separado ("de los cuales azúcares..."). Si eres diabético tienes que prestar mucha antención a los carbohidratos, tanto los totales como sólo los azúcares, porque todos los carbohidratos en general elevan el nivel de azúcar en sangre.

La fibra es preferible que tenga 3-4 gramos por poción. Es bueno tomar alimentos integrales en vez de blancos y os digo, por experiencia, que no están tan mal como pensáis. Yo tenía mucho reparo en probarlos y ahora la pasta si es para mi sola solo la tomo integral, no noto la diferencia de sabor.

También hemos de fijarnos en las grasas por poción del alimento en cuestión, prestando mayor atención a las grasas saturadas. Las grasas deben representar entre aproximadamente un 30 y un 35% de las calorías diarias recomendadas (1 gramo de grasa aporta aproximadamente 9 calorías)
El consumo de grasas saturadas favorece un aumento de los niveles de colesterol en sangre (colesterol malo), siendo uno de los principales factores de riesgo para las enfermedades del corazón. Estas deben ser como máximo el 10% de las calorías recomendadas.
Los alimentos también pueden contener grasas trans, que debemos evitar o tomar una porción que tenga como mucho 1 gramo de estas grasas. El consumo de ácidos grasos trans provoca en el organismo un efecto más negativo que la grasa saturada ya que aumenta los niveles de coresterol malo y triglicéridos y también reduce el colesterol bueno en sangre.

El sodio es el ingrediente principal de la sal. Una etiqueta que diga que un alimento tiene 100 mg de sodio significa que tiene aproximadamente 250 mg de sal. Se debe consumir menos de 2,400 mg de sodio al día, pero hay personas que deben consumir menos si tienen alguna enfermedad.

Por último tenemos que mirar también las proteinas. La cantidad recomendada de proteínas que se han de consumir al día es de 0,8 gramos de proteína por cada kilogramo de nuestra masa corporal. Pero si queremos ganar masa muscular necesitaremos tomar más. Si es vuestro caso es mejor consultar a un experto para saber cual es la cantidad adecuada.





Eso es todo, espero que esta entrada os haya sido de ayuda. 

Nota: He de deciros que no soy nutricionista, la información la he sacado de mis "investigaciones personales" en Internet por lo que sólo es algo informativo. Si alguno si sois experto y veis que algo de lo que he puesto está mal, por favor dejarlo en un comentario y estaré encantada de cambiarlo.

Si te gusta, o crees que la entrada será útil para tus amigos o contactos compártela. ¡Gracias!

No hay comentarios:

Publicar un comentario